24 d’oct. 2009

L'SGAE fa una cantada

L'SGAE fa una cantada

El fet

A la Gran Bretanya l'SGAE va voler cobrar a una dona que cantava a la seva pròpia botiga per amenitzar les compres dels seus clients. La senyora Sandra Bart de 56 anys interpretava cançons dels Rolling Stones mentre els clients compraven. Li va arribar una carta de l'SGAE britànica advertint als propietaris del comerç que no tenien llicència d'actuació en lloc públic. Davant el guirigall que van provocar l'SGAE britànica va demanar disculpes.

“Espies” musicals

Sembla que aquestes agències que “vetllen” pels drets dels artistes han perdut el seny. No és el primer cop que l'SGAE apareix en les notícies degut al seu afany recaptatori. I s'ha de dir que ha sigut denunciada i ha patit algunes rebolcades Judicials. Hi ha aquell casori en què van ficar-se uns “agents” de l'SGAE i van gravar un vídeo amb el que volien demostrar que allà s'havia posat música – un banquet nupcial sense “Paquito el chocolatero” en versió King África no és un banquet nupcial com cal – però van acabar sent denunciats per l'ús que van fer de la gravació.


Vídeo: La SGAE espía en las bodas (Antena 3)

Vídeo: La SGAE visita al PP ("Polònia", TV3)

La SGAE hace una cantada

El hecho

En Gran Bretaña la SGAE quiso cobrar a una mujer que cantaba en su propia tienda para amenizar las compras de sus clientes. La señora Sandra Bart de 56 años interpretaba canciones de los Rolling Stones mientras los clientes compraban. Le llegó una carta de la SGAE británica advirtiendo a los propietarios del comercio que no tenían licencia de actuación en lugar público. Ante el guirigay que provocaron el SGAE británica pidió disculpas.

“Espías” musicales

Parece que estas agencias que “velan” por los derechos de los artistas han perdido el tino. No es el primer golpe que la SGAE aparece en las noticias debido a su afán recaudatorio. Y se ha de decir que ha sido denunciada y ha sufrido algunos revolcones judiciales. Hay aquel casorio en el que metieron unos “agentes” de la SGAE y grabaron un vídeo con el que querían demostrar que allí se había puesto música – un banquete nupcial sin “Paquito la chocolatero” en versión King África no es un banquete nupcial como es debido – pero acabaron siendo denunciados por el uso que hicieron de la grabación.

5 comentaris:

Felix Casanova Briceño ha dit...

Estos señores no han defendido nunca a los artistas, sino sus intereses económicos. Fue una idea que surgió de unos avispados de turno que consiguieron llevar a Ley algo con lo que llenarse los bolsillos. Es realmente escandaloso lo de esta mujer. Cualquier día, estamos cantado en la ducha y nos meten una multa... Menuda panda de sinverguenzas. Por este motivo, y por las compañias discográficas, hay cada vez más cantantes que prefieren editar sus propios discos a la antigua usanza, como en los años 80, con Sellos independientes. Es que me indignan estos señores... Un fuerte abrazo

Jaume C. i B. ha dit...

Exacto, Felix, esta gente de la SGAE se han convertido en una especie de ente que cobra el impuesto revolucionario por cualquier canción que suene. En principio si tu en tu negocio instalas hilo musical ya estás pagando por él a la empresa correspondiente, no obtienes beneficios económicos por tener música pero siempre será más agradable no solo para tus clientes y para los trabajadores que haya música que no el silencio. A mi me encanta escuchar la radio sea en el trabajo, por la calle, en el coche o en casa, muchas veces es música, ya solo me faltaría que me quisieran cobrar por ello. Lo de cobrarnos en la ducha no lo descartes.

Patric ha dit...

No entenc molt aquest article que has posat ... es que a Xile hi ha una societat xilena del dret d'autor que es fa càrrec dels drets dels músics i connexos i administra el seu treball com a músics en el mercat nacional i estranger. Tenen més de 6.383 músics inscrits, que tenen sota aquesta tutela els drets que generen les seves obres declarades en el repertori. Reben dos cops l'any la liquidació dels seus drets i tenen altres garanties.

M'imagino tanbé que si un negoci té al seu local música per que l'escoltin els clients, cobra per això, l'inclou en els seus preus tot i que no digui que està cobrant la música. Si paga alguna cosa per tenir música, crec que si paga. Paga impostos.

Antoniatenea ha dit...

Desde luego parece hasta ridículo lo que hacen. Y yo pienso que no se puede entender aun donde empieza y donde acaban los derechos de autor...Si yo me voy a un parque y os recito, a todos los que paseis por allí un poema de Lorca, me pasarán a cobrar???
Estamos en un mundo que se ha desquiciado bastante.
Un abrazo!

Jaume C. i B. ha dit...

Patricia: La funció de l'SGAE - de totes les SGAEs - es vetllar pels drets dels artistes. Però s'han convertit en una mena d'organització funcionarial i burocràtica que només vetlla per ella mateixa.

Antonia: creo que los derechos de autor caducan a los 70 años de la muerte del autor. Creo que Lorca está en el margen de la caducidad de sus derechos de autor.