27 de març 2010

Una nena que desitja que la destrucció de la seva escola


Una nena que desitja que la destrucció de la seva escola

Veient aquest rostre angelical mai podríem pensar que dins del seu petit i infantil cervell s'amagués l'apocalipsi. De moment aquesta angelical nena que vol ser veterinària, això si, després de destruir la seva escola. Si ara que és una criatura innocent té aquestes idees quan sigui una noia de trenta anys potser no es conformarà per menys que destruir l'univers. Santa innocència!. Santa innocència!. Innocència?. Es tracta d’un fragment dels informatius de La Sexta en què parlen de les professions del futur i pregunten a uns nens d’una escola de Madrid.

Vídeo: La niña que quería destruir su colegio - La Sexta

Una niña que desea que la destrucción de su escuela
Viendo este rostro angelical nunca podríamos pensar que dentro de su pequeño e infantil cerebro se escondiera el apocalipsis. De momento esta angelical niña que quiere ser veterinaria, eso sí, después de destruir su escuela. Si ahora que es una criatura inocente tiene estas ideas cuando sea una chica de treinta años quizá no se conformará por menos que destruir el universo. ¡Santa inocencia!. ¡Santa inocencia!. ¿Inocencia?. Se trata de un fragmento de los informativos de La Sexta en el que hablan de las profesiones del futuro y preguntan a unos niños de una escuela de Madrid.

6 comentaris:

zel ha dit...

Collons, deu estar contenta la seva mestra...

Jaume C. i B. ha dit...

Com pugen les noves generacions.

Jaume Pros ha dit...

la vaig escoltar per la ràdio. La canalla és genial.

Jaume C. i B. ha dit...

Només els nens, els borratxos i els bojos diuen el que realment pensen.

Felix Casanova Briceño ha dit...

Jaume...

En principio cuando vi el reportaje, no pudo por menos que producirme hilaridad. Más tarde, friamente, analizando las palabras de esta inocente niña, que no tiene culpa de nada, pense que educación están recibiendo las futuras generaciones, que valores se les enseñan tanto en el colegio como en la familia (gran culpable de estos males) y, como no, esa pantallita llamada tv, que no deberían ver los niños a ciertas horas, por no decir a ninguna. Lo dicho, la pequeña no tiene culpa de nada, pero es lamentable el futuro que le espera a este mundo.

Un abrazo

Jaume C. i B. ha dit...

Félix: Yo he preferido tomarme el tema a broma. Desde luego debería preocuparnos que una criatura de esa edad desee que su colegio explote. Podría entenderlo en un adolescente, lo que no quita que no fuese preocupante también, pero esta niña es demasiado pequeña para tener esos deseos tan bestias. A quien yo culpo principalmente es a la familia de la niña, en segundo término a la televisión.